Corona de Navidad











Estaba un poco cansada de hacer coronas de Navidad con los colores típicos y las bolas de siempre. Así que después de podar el ciruelo que tengo en mi huerta, había un montón de ramas preciosas que no podía deshechar. Manos a la obra las enrosqué como pude y formé un aro.






Añadí unas piñas que había traido de mis vacaciones en la maravillosa Isla de Arousa (Pontevedra) y les dí un toquecito de pintura dorada en spray.







Por supuesto, no podían faltar las bolas de patchwork, fáciles de hacer, entretenidas y que siempre llaman la atención. Algunas las hice con tela de lino con motivos navideños,  otras con tela de saco y algunas solo con cuerda, un poco de todo.





Finalmente un lazo grandote con tela de saco, unos tirabuzones con cuerda de papel y relleno por aquí y por allá de estropajo de esparto.






Tachán tachán......esta ha sido mi corona de Adviento para este año deseando que paséis una muy

 ¡¡¡¡¡   F E L I Z     N A V I D A D !!!!!










2 comentarios:

  1. Buena idea aprovechar aquello que tenemos más a mano, casi siempre augura éxito. Ya te dije que lo rústico me enamora, así que no iba a ser menos tu preciosa corona. Por otro lado también me gusta el patchwork y ese estilo de bolas lo veo mucho últimamente y me encanta. En tu corona ponen el punto de color sin desentonar ni un poco. Eres una manitas.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  2. Que original!! Esta corona si que es artesanal y hecha cob todo cariño, ha quedado preciosa ;)
    Besos, Ángela

    ResponderEliminar

Deja aquí tu opinión y dime si te gusta lo que ves